Medio vatio de luz

Philips
Philips, 1/2 vatio de luz

La tarjeta de hoy es una postal publicitaria de la holandesa Philips del año 1913, aunque esta en concreto fue circulada en 1922.

Los personajes de la postal son inconfundiblemente holandeses, con sus trajes típicos y sus zuecos de madera: los tradicionales klompen.

La tarjeta fue editada por Philips para promocionar su último grito en bombillas: la lámpara de medio vatio. Por mucho que más de un siglo después nos esforcemos en ahorrar energía, usemos lámparas LED y bombillas de bajo consumo, la bombilla de medio vatio de Philips parece imbatible.

Philips había sido fundada en 1891 en Eindhoven, apenas 20 años antes de la aparición de esta postal. Seguramente existen libros y blogs llenos de historias relacionadas con esta compañía, me quedo con dos historias o más bien anécdotas relacionadas con la multinacional holandesa.

La primera historia tiene que ver precisamente con ese año 1913 al que corresponde la postal de hoy. En 1910, trabajadores de Philips crearon un equipo de fútbol: el Philips Elftal. Tres años más tarde, en 1913, el equipo fue rebautizado como Unión Deportiva Philips, Philips Sport Vereniging  en holandés. Si os recuerdo que la sede de Philips estaba en Eindhoven y revisáis las iniciales del equipo… pues sí, eran los orígenes del PSV Eindhoven. El escudo de aquel primer equipo incluía, como no, la emblemática bombilla Philips.

Primer escudo del PSV Eindhoven

La segunda historia tiene que ver con la radio. Philips empezó como fabricante de bombillas, pero enseguida se movió a otros mercados, siendo tal vez uno de los fabricantes que más haya contribuido al desarrollo y la universalización de la radio. Empezó a fabricar radios en 1927 y en 1932 ya vendía su aparato “un millón”.

Radio Philips 930 de los años 30

Pero Philips no sólo fabricaba radios, en aquel mismo 1927 también creó su propia emisora. Eran años en que Indonesia en un extremo del mundo, Surinam y las antillas holandesas en el otro, formaba parte del imperio colonial holandés, y las emisiones en onda corta llevaban la voz de la metrópolis a todos los rincones del mundo. Nacía así, de la mano de Philips, la primera emisora de onda corta de Europa, la PCJJ. Las instalaciones de aquella emisora estaban en Hilversum, y a las emisiones en holandés, pronto le siguieron otras en español, inglés, alemán. Desde Hilversum para el mundo. En 1947 la PCJJ de Philips sería nacionalizada pasando a ser Radio Netherlands Wordlwide, la radiotelevisión de los Países Bajos.

No es de extrañar pues, que aquel nombre de Hilversum entrase en muchos de los hogares de nuestros abuelos junto a los nombres de muchas capitales. Os dejo un viejo dial de radio como ejemplo.

Viejo dial de radio con indicación “Hilversum”

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *