Los últimos cartuchos

Supervivientes de los últimos cartuchos
Supervivientes de los últimos cartuchos

Aquí tenemos esta postal de principios del siglo XX, mostrándonos a los tres últimos supervivientes de un acontecimiento militar que había tenido lugar unos treinta años antes, más precisamente en 1870.

1870 fue un año aciago para Francia. La guerra contra Prusia no sólo resultó en la pérdida de Alsacia-Lorena, que pasan a manos alemanas, sino que además sirve para aglutinar a los estados alemanes entorno a Prusia. La creación del Imperio Alemán en 1871 es fruto de esta unión de fuerzas contra Francia. La humillación para Francia es fácil de imaginar. En la batalla de Sedán, el ejército prusiano hizo prisionero a todo el ejército francés incluyendo a su emperador Napoleón III. Guillermo I eligió nada menos que la Galería de los Espejos de Versalles para proclamarse kaiser. Son ganas de fastidiar.

Los motivos de la guerra son siempre difíciles de explicar. En este caso, España tuvo algo que ver, aunque sólo fuese como excusa. Prusia, a sabiendas de la debilidad del ejército francés, tenía ganas de darle una buena tunda a Francia. Sólo hacía falta provocarles un poco para entrasen en guerra.

España andaba buscando un rey que ocupase su trono. Los generales Prim, Serrano y Topete iban ofreciendo el trono español por media Europa, y tuvieron la buena idea de ofrecérselo a un príncipe alemán: Leopoldo de Hohenzollern-Sigmaringen. La candidatura contaba con el apoyo del primer ministro prusiano Otto von Bismarck, pero no hizo nada de gracia en Francia, que ya se veía rodeada de sus archi-enemigos prusianos, un poco como ya les había pasado durante el reinado de los Habsburgo.

Leopoldo retiró su candidatura, pero Bismarck volvió a reactivarla, la cosa era cabrear a los franceses. Si el ambiente ya estaba caldeado, la manipulación por parte de Bismarck de un telegrama en el que básicamente mandaba a paseo al embajador francés cuando este le insistía en que retirase oficialmente la candidatura de Leopoldo al trono español, acabó de encender la mecha de la guerra. En España, tras liarla bien gorda, acabamos cogiendo como rey a Amadeo I de Saboya, aunque nos duró poco el rey italiano.

Los franceses sufrieron una importante derrota con más de 130 mil muertos entre civiles y militares. La ciudad de Estrasburgo recibió 200.000 golpes de obús durante su asedio por parte de las tropas prusianas.

Pocos eran como vemos los motivos para recordar aquella guerra. Hubo sin embargo un episodio de resistencia heroica, donde unos pocos soldados franceses lucharon hasta agotar su munición antes de rendirse frente al agresor alemán. Fue en Bazeilles, durante la batalla de Sedán.

Alphonse de Neuville pintó en 1873 esta escena de resistencia bajo el título de “Los últimos cartuchos” , recibiendo por ello nada menos que la Legión de Honor:

La casa donde tuvo lugar aquel episodio de resistencia se convirtió pronto en museo y todavía hoy se puede visitar.

Os dejo con estos tres supervivientes de “Les dernières cartouches”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *