Baile de máscaras

Baile de máscaras
Baile de máscaras en la Monnaie

La Primera Guerra Mundial (1914-1918) supuso un parón en la organización de los Juegos Olímpicos. Berlín había sido la ciudad seleccionada para organizar la edición de 1916, que nunca llegó a celebrarse.

Una vez terminada la guerra, y con Alemania y sus aliados excluidos de los Juegos, tocaba elegir sede para los Juegos de 1920, los primeros de la posguerra. El honor recayó en un país que había sido duramente castigado por la guerra: Bélgica, más concretamente en la ciudad de Amberes. Su alcalde, Jan de Vos, que en 1914 había tenido que rendir su ciudad frente al atacante alemán, se vería un 4 de julio de 1919 colocando la primera piedra de un estadio olímpico.

Como dato curioso, uno de los arquitectos del citado estadio olímpico, Fernand de Montigny, participó en varias ediciones de los Juegos Olímpicos, llegando a obtener 5 medallas para Bélgica: dos de plata y tres de bronce. Cuatro de ellas en esgrima y una en hockey.

Curioso es también el hecho de que los Juegos de Amberes fuesen los primeros en los que los atletas realizaron el Juramento Olímpico y también los primeros en los que ondeó la bandera olímpica.

Otra anécdota la constituyó sin duda el hecho de que el pódium de los 100 m de natación estuviese monopolizado por tres nadadores norteamericanos, los tres de Hawaii. En Amberes, a lo más alto del pódium subió el padre del surf moderno: Duke Khanamoku.

Y por cerrar esta lista de curiosidades y de paso acercarnos al autor de nuestra postal de hoy, recordar que entre 1912 y 1948, durante unos Juegos Olímpicos no sólo se podía ganar medallas en competiciones deportivas, si no que también existieron las llamadas competiciones artísticas, a las que se concurría con obras de artes relacionadas con el deporte.

Uno de estos “artistas medallistas”, en los Juegos Olímpicos de Amberes, fue el belga Alfred Ost (1884-1945), quien con su obra “De Voetballer” (el futbolista) obtuvo una medalla de bronce. Al futbolista de Ost lo podemos ver todavía hoy en este museo dedicado al deporte que se encuentra al norte de Bruselas, cerca de Mechelen (Malinas) donde precisamente Ost desarrolló buena parte de su carrera.

De voetballer - El futbolista (Alfred Ost)
De voetballer – El futbolista (Alfred Ost)

Alfred Ost realizó numerosos carteles, entre otros una serie dedicada a anunciar los Bailes de Máscaras que se celebraban en el teatro de la ópera “La Monnaie” de Bruselas en los primeros años del siglo XX.

La postal de hoy recoge precisamente una de esas ilustraciones, y el reverso nos da un poco más de información sobre estos bailes.

Publicidad del champagne Ruinart Père et fils
Bailes de máscaras en el teatro de la ópera La Monnaie de Bruselas

 

Ruinart lleva desde 1729 produciendo champagne y es la más antigua de las casas de Champagne. En la actualidad, la marca pertenece al gigante del lujo LVMH.

Pues bien, como indica la postal de hoy, este prestigioso champagne no faltaba en los buffets de los cuatro “Grandes Bailes de Máscaras” previstos para el 1914, lo cual se comunicaba, supongo que más por publicidad que por invitación, a la destinataria de la postal de hoy: una comerciante de vinos y licores .

Alfred Ost falleció en 1945. Pasó sus últimos años en una pobreza agravada por la guerra, intercambiaba cupones de racionamiento a cambio de alojamiento y comida con los monjes jesuitas del Xaverius College de Amberes, para los que realizó algunas obras. En señal de agradecimiento, decoró varias salas y pasillos usando carbón. El resultado se puede admirar todavía hoy.

 

Dibujos de Alfred Ost en el Xaveriuscollege de Borgerhout
Dibujos de Alfred Ost en el Xaveriuscollege de Borgerhout

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *